Arriba
LEDgalizando la marihuana

LEDgalizando la marihuana

316

Con los cambios sociales que se están dando en torno al uso y cultivo de cannabis, la tecnología LED también representa una revolución en este tema. 

El LED es la forma de iluminación más avanzada y adecuada para el cannabis. Esta tecnología ayuda a tener una cosecha de calidad, a la vez que permite ahorrar un buen puñado de dinero en el consumo eléctrico. Por si esto fuera poco, sus diodos no desperdician nada de la energía que se genera. Su tiempo de vida también lo favorece al momento de elegir esta tecnología. Por ejemplo, es fácil encontrar modelos de 50 000 horas de vida útil, incluso, de 80.000. En cuanto a la calidad de luz, hay marcas que tienen hasta un 98 IRC y que imitan de manera muy cercana el espectro de luz de nuestro astro.

La iluminación para un cultivo doméstico o interno de cannabis, tiene que colocarse a una distancia determinada. No vale hacerlo de manera amateur, ya que esto dañaría los brotes. La distancia influye directamente en que la luz llegue en mayor o menor medida y se necesite más o menos lámparas para cubrir las partes más bajas del cultivo. En este punto, el LED también resulta la mejor opción.

Entre las ventajas de este tipo de luces, es que son aptas para más de cinco variedades de cannabis.

Además, también se pueden utilizar por todo tipo de cultivadores de cannabis, desde los más novatos hasta los más expertos. Es tan simple como montarlas, hacer que arranquen y preocuparse por poco más. La mayoría de empresas que fabrican iluminación especializada en el crecimiento de cannabis, han diseñado paneles LED con características muy completas y similares para competir en este mercado. Podemos mencionar los siguientes puntos:

    • Los luminarios LED más novedosos utilizan múltiples bandas para crear un espectro más completo, más complejo y efectivo. Con frecuencia utilizan LEDs blancos individuales junto con algunos rojos y violetas. Este aspecto resulta muy beneficioso para el crecimiento de las plantas.
    • Los luminarios LED posiblemente proporcionen el mejor espectro para las plantas. Los modelos de espectro completo más modernos ofrecen hasta 11 bandas de longitudes de onda, ideales para el cultivo.
    • Las luces LED de calidad pueden proporcionar la misma calidad e intensidad que las luces HPS.
    • El LED produce muy poco calor, incluso, es muy probable que gracias a esto no se necesite ventilación en la sala de cultivo.
    • Se trata de luces de bajo consumo y no necesitan tanta potencia, lo que se traduce en bajo gasto eléctrico, lo contrario a las luces HPS. Por lo tanto, los recibos eléctricos serán menores.
    • Las luces LED tienen una vida útil muy larga, entre 50 000 y 80 000 horas.
    • Gran cantidad de cultivadores afirman que las luces LED producen brotes de mayor calidad en la floración, gracias al considerable aumento de la potencia.
    • No hace falta balastro y esto también representa un ahorro, de manera contraria a las lámparas de HPS.

 

Por otro lado, analizando los protocolos que se han realizado en el uso de lámparas LED, encontramos algunas desventajas de esta tecnología:

    • A comparación de las lámparas de HPS, tiene un precio mayor que implica una mayor inversión de entrada.
    • No hay ningún tipo de normalización en el sector de las luces LED de cultivo.
    • Al no existir regulación, nos podemos encontrar con luces más baratas. Pero, estas no tienen la misma calidad, produciendo menos de lo esperado, lo cual cambia los resultados que se han obtenido con paneles de LED de buena calidad.
    • La producción de poco calor puede convertirse en una desventaja en zonas frías en las que la iluminación juega un papel muy importante a la hora de conservar una buena temperatura.
    • Aunque la calidad del brote es mejor, generalmente las luces LED dan una producción más baja en cuanto a cantidad.

En conclusión, después de hacer una larga investigación, resumo que cada tecnología que haya sido utilizada en el cultivo interior de cannabis tiene ventajas y desventajas.

El debate sobre la calidad de la luz, cada vez es menos importante, dependerá de las necesidades de los cultivos interiores. Deduzco que, probablemente, de inicio las luces HPS son la mejor tecnología para un cultivador con pocas plantas, pero cuando se requiere de eficacia a largo plazo, lo más indicado es utilizar luminarios LED.

En 2019, las luces con tecnología HPS están siendo destronadas del antiguo lugar que ostentaban entre los cultivadores y, poco a poco, han ido dejando espacio para las luces LED. Aunque con ambas tecnologías se pueden conseguir resultados similares, debemos pensar que las luces HPS ya se han desarrollado hasta su punto máximo y que las lámparas y luminarios de LED están en pleno desarrollo. Entonces, ¿tú qué tecnología elegirías para tu cultivo interior de cannabis?

 

Te invitamos a leer la primera y segunda parte de este articulo.
Acerca del autor /

Arquitecta mexicana, vi la luz un miércoles por la tarde, amante del sol y de la energía luminosa nocturna, fanática de la literatura japonesa, mis ventanas dan al este y solo mis cuatro perros las disfrutan.

Deja tu comentario