fbpx
lightroom.lighting - Nanoluz, Universidad de Oviedo

Nanoluz: dirigiendo el mundo a nanoescala

136

Equipo de científicos en la Universidad de Oviedo logra controlar la dispersión de la nanoluz.

Entre los retos más grandes que han enfrentado las ciencias y tecnologías ópticas al momento de estudiar la luz como superconductor, es lograr controlar su propagación y escala. La nanofotónica se ha encargado de realizar estos estudios en la nanoluz, es decir, luz en escala nanométrica. Para poder controlar el flujo de fotones en escala nanométrica, es necesario el estudio de materiales igualmente pequeños, capaces de dirigir los nanohaces de luz. 

Recientemente, en una investigación liderada por la Universidad de Oviedo, y el Donostia International Physics Center, en España, se utilizó trióxido de molibdeno, un material de Van der Waals que puede dividirse en láminas tan pequeñas con un grosor de unos cuantos átomos. El gran descubrimiento se centra en que este material puede dirigir la nanoluz solo en direcciones específicas, evitando que se disperse a zonas no permitidas.  

El equipo conformado por investigadores del departamento de Física de la Universidad de Oviedo, el Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN) del CSIC en L’Entregu, el Donostia International Physics Center (DIPC) de San Sebastián, el instituto de Física y Tecnología de Moscú de Rusia y el Instituto de Tecnología de Austria (IST), compartieron sus hallazgos en la revista Science Advances1.

Con este avance, es posible vislumbrar a la nanoluz como un conductor controlable que dará como resultado nuevos dispositivos nanométricos en áreas como el procesamiento de la información, telecomunicaciones, sensores y control del calor.

¿Por qué es tan importante que los procesadores y conductores de información sean cada vez más pequeños?

Los beneficios de la miniaturización en los dispositivos electrónicos van más allá de la practicidad por su tamaño. En realidad, el gran logro de que los procesadores y conductores sean cada vez más pequeños se encuentra en la velocidad y fidelidad con la que se transmite la información. Es decir, al contar con medios de transmisión cada vez más pequeños, se incrementa la cantidad de estos transmisores en un mismo dispositivo, lo que ayudará a que funcione de una manera más eficiente y rápida. Esto, en las ciencias de la tecnología y la información, significa que se pueden crear dispositivos más eficientes que funcionen a mayor velocidad. Gracias a la miniaturización no solo es posible que te conectes a través de wifi o 5G en segundos, o que puedas ver transmisiones en tiempo real en tus redes sociales. Actualmente, la nanotecnología está abriendo nuevas posibilidades con su aplicación en la bioingeniería, lo que permitirá investigaciones a nivel celular y avances médicos que mejoren nuestra calidad de vida.

 

*Con información del centro de noticias de la Universidad de Oviedo.

 

1 Jiahua Duan, Gonzalo Álvarez-Pérez, Kirill. V. Voronin, Iván Prieto, Javier Taboada-Gutiérrez, Valentyn S. Volkov, Javier Martín-Sánchez, Alexey. Y. Nikitin and Pablo Alonso-González, Science Advances. 2021. “Enabling propagation of anisotropic polaritons along forbidden directions via topological transition”.

Sobre el autor /

Lightroom es una plataforma digital enfocada en la difusión y promoción la cultura de la luz y la actualidad del mundo de la iluminación.

Deja un comentario