Arriba
Micromachismos

Luz roja a los micromachismos

377

micromachismo
Ideas, gestos, actitudes y comportamientos cotidianos, interiorizados y justificados como naturales, que condicionan el día a día de las mujeres.
—Luis Bonino Méndez

 

Aunque aplaudimos que cada vez hay más mujeres sumándose a la cultura de la luz, también sabemos que la industria de la iluminación —liderada principalmente por hombres— no es un campo fácil para las mujeres que inician su carrera.

Nos acercamos a tres reconocidas diseñadoras de iluminación que nos contaron las desagradables experiencias que han vivido en situaciones de micromachismos y, lo más importante, nos compartieron su postura ante estas actitudes y cómo han podido sobrellevarlas.

 

Mansplaining

Mansplaining

«Es común que te empiecen a explicar un proyecto que tú hiciste, tú creaste, que tú trabajaste y, además, ser cuestionada. Es típico que te pregunten tus estudios universitarios y se sorprendan al saber que existimos mujeres ingenieras, como si fuera algo solo de hombres.»

Mansplaining es una palabra compuesta de man y explaining. Esta situación se presenta cuando un hombre —generalmente incrédulo— considera que una mujer no sabe o no conoce lo suficiente sobre un tema. Este comportamiento suele ser condescendiente y paternalista, reduciendo el conocimiento y experiencia de la mujer.

«En una ocasión, en un antiguo trabajo fui a preguntar sobre un proyecto a mi ex jefe, lo primero que me contestó fue: ‘no puedo creer que me estés preguntando esto y que no lo sepas’. Yo le contesté que claramente no sabía, que por eso le estaba preguntando. En ese momento dudé tanto de mí y de mis capacidades, me sentí diminuta y vulnerable. El objetivo de mi ex jefe era hacerme sentir menos y lo logró… Al llegar el final del mes, cuando era momento de pagar, me redujo un porcentaje por haber preguntado eso y no saberlo.»

Aunque el mansplaining suele presentarse cuando un hombre trata de explicarle a una mujer cosas que claramente sí sabe, otra variante de esto se presenta cuando se omite la explicación, negando la información y conocimiento para demostrar superioridad.

«Mi consejo es confrontar este tipo de situaciones y siempre defenderse con la frente en alto, es complicado porque las relaciones de poder son desiguales y, principalmente, somos las mujeres quienes estamos expuestas y vulnerables. No nos enseñan cómo lidiar con ellas y la gran mayoría de las veces no hay una estructura de apoyo, un protocolo de denuncia, ni sanciones claras para quienes se aprovechan de esas relaciones de poder.»

 

Manterruption

Manterruption

«Una vez en una reunión, me tocaba exponer sobre el crecimiento de mi área y planes de expansión que habían funcionado perfecto durante el año en curso. Cuando uno de los jefes cuestionó algunas de las actividades de la gente a mi cargo y yo comencé a dar una respuesta, mi jefe inmediato me interrumpió diciendo: ‘lo que ella quiere decir es que lo haremos de la forma que a la empresa le convenga’ y me calló en seco. Al terminar la junta con un tono más de lástima, me dijo que no me preocupara, que esas preguntas fueron porque soy joven para ese medio y que además está lleno de hombres.»

El término manterruption se compone de man e interruption. El mansplaining generalmente va acompañado de una manterruption, es decir, cuando el hombre considera que la mujer está en un error o que lo que dice no tiene sentido, la interrumpe de manera innecesaria para ser él quien mantenga la atención del espacio y diálogo, buscando tener la última palabra y, por lo tanto, demostrar que tiene la razón.

«Yo era directora de un área y, en una reunión entre directores, quedé formalmente de visitar a algunos de ellos para ofrecerles un cambio de iluminación en sus oficinas. Cuando la reunión estaba a punto de agendarse, mi jefe me dijo: ‘no puedes hablarle de tú a estos directores, llevan años en estos puestos y no son iguales’

Estos micromachismos tan comunes, suelen quitarle valor a los pensamientos y voz de una mujer, tratando de callarla y determinar cómo debe ser su comportamiento.

«Creo que una parte fundamental para ayudar a evitar estas situaciones es que las mujeres se sientan más seguras y con mejores herramientas para presentarse en el mundo laboral. He platicado con varias amigas y coincidimos en que el fomentar talleres, conferencias, sesiones de training, etc., además de educar e incrementar la presencia de mujeres dentro de la industria para que poco a poco se vaya balanceando.»

Cada vez son más las organizaciones públicas y privadas interesadas en resaltar la importancia que tiene el involucramiento de las mujeres y niñas en todos los ámbitos del conocimiento, la industria, la ciencia y la tecnología. Recientemente, en el mundo de la iluminación surgieron dos iniciativas que tienen como objetivo reconocer, dar voz y rostro a las mujeres que se desempeñan en este ámbito: Women in Lighting y WILD.

Por desgracia, hay quienes siguen pensando que este tipo de temas —y sobre todo el feminismo— se tratan de una «guerra de sexos» en la que se busca demostrar que las mujeres son mejores o superiores a los hombres. Realmente lo único que se pretende es demostrar que cualquier persona, sin importar el género, tiene las mismas capacidades y puede desempeñarse de la misma manera, logrando que se nos respete tanto a mujeres como a hombres, teniendo acceso a los mismos derechos humanos.

De igual manera, estas iniciativas tampoco buscan resaltar la «fragilidad o delicadeza» de una mujer. Por el contrario, buscan visibilizar la vulnerabilidad y situaciones de desventaja a las que se enfrentan las mujeres porque otras personas —en mayoría los hombres— las consideran inferiores.

Esperamos que las anécdotas que reunimos aquí den luz para que disminuyan los micromachismos en el mundo de la iluminación y preparen un mejor terreno para las nuevas generaciones.

Acerca del autor /

Lightroom es una plataforma digital enfocada en la difusión y promoción la cultura de la luz y la actualidad del mundo de la iluminación.

Deja tu comentario