Sabemos que elegir una buena lámpara LED es mucho más complejo que comprar lámparas tradicionales a pesar de que su función principal es exactamente la misma. Existen distintos tipos de lámparas LED con características específicas que hay que tomar en cuenta a la hora de elegirlas ya que una mala fabricación o el uso de componentes de mala calidad afectarán el funcionamiento o el tiempo de vida de tu producto.

4303267885_1b0df2b1a0_b

 

Aquí te dejamos 5 cosas que debes tomar en cuenta a la hora de elegir tus lámparas LED:

  1. Color: El Indice de Reproducción Cromática (IRC) es la capacidad que una fuente luminosa tiene para reproducir los colores de la misma manera que lo hace la luz natural. El IRC es un índice de medición que va del 1 al 100, siendo 100 la mayor fidelidad de color. Los LED de baja calidad tienen una reproducción menos a los 80, mientras que los de mejor calidad tienen un índice superior a 90. Otra diferencia entre estos es la consistencia entre las temperaturas de color. Imagina que compras 10 lámparas LED para tu cocina, lo ideal es que todas produzcan el mismo “tipo de blanco”, ¿cierto? Esto es a lo que le llamamos consistencia en la temperatura de color; cuando no hay una buena consistencia, aunque las lámparas sean de la misma temperatura de color, presentarán variaciones en la tonalidad de blanco de su luz.
  2. Dirección: A diferencia de la tecnología incandescentes que emiten luz en 360°, las lámparas LED emiten su luz en una sola dirección, es por ello que suelen ser fabricadas con un pequeño lente que amplía o disminuye su ángulo de apertura. Esta forma de controlar la luz nos permite definir con precisión el tipo de ángulo y el comportamiento que esperamos de la luz. Ya sea que necesites una luz puntual que ilumine 10° o un reflector con 60°, asegúrate siempre de examinar el empaque para comprar el ángulo correcto6566090171_22921e099f_z
  3. Duración: Aunque la mayoría de los LED tienen la capacidad de prolongar su duración hasta 50,000 horas, esto es solo una realidad cuando el producto está diseñada para dispersar el calor lejos del cuerpo de la lámpara y ésta sea utilizada con las condiciones de ventilación adecuadas. La mayoría de las personas tienen la errónea idea de que los LED no producen calor, la realidad es que sí producen una pequeña cantidad debido a la electrónica que lo hace funcionar. Un LED bien diseñado siempre contendrá una pequeña pieza de metal con “aletas” o algún otro tipo de accesorio para para disipar el calor y mantener fría la lámpara.
  4.  Atenuación: No todos los LED pueden ser controlados, asegúrate de preguntar esto antes de comprar cualquier producto. Cada LED es diferente, existen productos que pueden ser atenuados por un dimmer debes tener en cuenta que algunos otros sólo operan con apagadores normales y algunos más necesitan apagadores de bajo voltaje. Asegúrate de hacer estas preguntas a tu asesor de ventas.
  5.  Ahorro: La terminología correcta para medir el desempeño de una lámpara es la eficacia luminosa y es medida en lúmenes por watt. El lumen es la cantidad de luz que emerge de una fuente, así tenemos que la eficacia es una medida que nos indica cuánta luz produce una lámpara por cada watt utilizado, mientras mayor es la eficacia, más luz será producida por la misma cantidad de energía. Así que ya lo sabes, antes de elegir tus lámparas LED, toma en cuenta los puntos que te hemos mencionado para hacer la mejor elección.27626711970_f08f7b5c31_z
Redacción Lightroom

Redacción Lightroom

Lightroom es una plataforma digital enfocada en la difusión y promoción la cultura de la luz y la actualidad del mundo de la iluminación.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *